jueves, 25 de agosto de 2011

Lecturas: El Origen de la Vida

Colocaremos una serie de Lecturas recomendadas para complementar el entendimiento de las teorías sobre el Origen de la Vida y la Evolución Biológica.

DARWIN vs LAMARCK - Enrique Lessa - 1996

Las figuras y aclaraciones al respecto son de rigor en todo libro de texto de biología al momento de ocuparse de la evolución: Por un lado está la explicación lamarckista, basada en la herencia de los caracteres adquiridos. Según esta, las jirafas, por ejemplo, han logrado sus largos cuellos ya que el estiramiento adquirido por fuerza del ejercicio de comer las hojas en las ramas más altas de los árboles se transmiten a la descendencia. Este proceso, repetido generación tras generación, provoca la evolución de cuellos más largos. Por otro lado, siempre en nuestro libro de texto, está la explicación darwinista, basada enla selección natural. En una población ancestral de jirafas debió existir variación en la longitud del cuello. Al menos parte de dicha variación tenía un componente hereditario.Las jirafas de cuello largo tenían una ventaja a la hora de alimentarse, pudiendo aprovechar las hojas más altas de los árboles. En promedio, dejaron más descendientesque las de cuello corto. Este proceso, repetido generación tras generación, provoca la evolución de cuellos más largos.Según esta visión, entonces, la diferencia fundamental entre Darwin y Lamarck radica en que elaboraron mecanismos contrapuestos, naturalmente excluyentes, de la evolución.Pero esta interpretación choca con el hecho de que Darwin, quien bien conocía la obra deLamarck, no solamente no se ocupó de contradecir el mecanismo de la herencia de los caracteres adquiridos, sino que, por el contrario, lo aceptó en todo momento como un proceso legítimo de evolución.



 ¿Cómo es posible entonces que nuestra cultura moderna insista en que allí radica la diferencia esencial entre estos dos grandes del evolucionismo decimonónico? 




LA CÉLULA: EVOLUCIÓN Y DESARROLLO DE LOS SISTEMAS CELULARES - Jorge Reyes Méndez

Hace aproximadamente 4 700 millones de años, según los cálculos más recientes, en uno de los brazos de la galaxia, una nube de gas y polvo se contrajo para formar un disco. Durante dicha contracción, esta nube aumentó su velocidad angular. Hubo un momento en el que el centro del disco fue tan denso, masivo y caliente que fue posible que se llevaran a cabo reacciones nucleares en su interior. Este hecho lo convirtió en una estrella, el Sol. Posteriormente, parte de las partículas de polvo y gas restantes se unieron para dar origen a los planetas. Setecientos millones de años después, es decir, hace cuatro mil millones de años, la Tierra completaba un giro alrededor de su eje en 18 horas. El joven Sol brillaba con sólo el  70%  de  su  energía  actual.  La  atmósfera no  contenía  oxígeno  libre.  Había pocos sonidos, salvo el ruido del viento, el de las erupciones volcánicas, el silbido de la lava al hacer contacto con  el  agua  y  las  explosiones  de  los  meteoritos  al  chocar  contra  la corteza terrestre. No había plantas, animales, bacterias, ni virus. A partir de este punto inicial, la opinión de los científicos varía ampliamente: no se sabe con exactitud cómo era  el  planeta  Tierra  cuando  inició  la  vida.  Las rocas que podrían  brindar  esta  información se deformaron hace mucho tiempo a causa de los movimientos de la corteza terrestre. Stanley L. Miller afirma que “los compuestos orgánicos se organizaron en algo que podía automultiplicarse”. Son varios los escenarios posibles. A continuación se exponen los más recientes puntos de vista de científicos destacados, estudiosos del tema. Aunque los acontecimientos que originaron la vida en la Tierra aún son misteriosos, los científicos exploran desde hace algunos años pistas nuevas que se revelan prometedoras.




LAMARCK Y LA CONSERVACIÓN ADAPTATIVA DE LA VIDA - ANDRÉS GALERA


En este artículo se estudia el ideario evolucionista lamarckiano desarrollando cuatro elementos analíticos. Primero, la elaboración de un arquetipo evolutivo fundacional. Segundo, la interpretación de la naturaleza como un sistema material donde el cambio orgánico da sentido a un proceso continuo dirigido a la conservación de la vida. Tercero, la definición de un principio genealógico sobre el origen de las especies que identifica el método natural. Cuarto, la reformulación del concepto de especie utilizando los argumentos de relatividad temporal e inestabilidad individual.



EL ORIGEN DE LAS CÉLULAS EUCARIONTES - Lynn Margulis

La principal división en el mundo vivo no es entre plantas y animales, como se ha creído durante mucho tiempo, sino que se sitúa entre los seres vivos con células sin núcleo (procariontes) y los seres vivos con núcleo (eucariontes).

En el primer grupo se encuentran las bacterias y las cianoficeas; en el segundo, los protozoos unicelulares, las plantas con flores, los vertebrados, etc. De hecho las células eucariontes no difieren solamente de las procariontes por el hecho de poseer núcleo: también poseen en el citoplasma unos corpúsculos como las mitocondrias o los cloroplastos.

¿Podría ser que las mitocondrias y los cloroplastos hubieran sido originariamente simples bacterias independientes que se hubieran ido a "vivir" al citoplasma de los antecesores de los eucariontes?

Lynn Margulis, que defiende esta teoría desde hace unos quince años, expone este artículo, junto con D. Sagan, los argumentos en su favor

Origen de Las Celulas Eucariotes-Lynn Magulis


MICROORGANISMOS HALÓFILOS - SHILADITYA DASSARMA



Visto desde el aire, el entramado irregular de estanques de evaporación que se extiende al sur de la bahía de San Francisco en California parece un caleidoscopio de rojos y púrpuras. Esos colores se deben a la presencia de organismos unicelulares, extraños microorganismos que medran en soluciones salinas concentradas. Tales condiciones extremas matan a cualquier forma de vida del planeta, salvo a las arqueas halófilas. Estas pertenecen a un antiguo reino que ya existía antes de que la Tierra tuviera una atmósfera aeróbica. Un gran número de arqueas se desarrollan en condiciones extremas (temperatura de ebullición, radiaciones letales, desecación casi absoluta); de ahí que se las denomine “extremófilas”




A Unifying Scenario on the Origin and Evolution of Cellular and Viral Domains - Claudiu I. Bandea

La teoría celular de la naturaleza de la vida ha sido uno de los avances importantes en la biología. Los Virus, sin embargo, son las formas de vida más abundante, y su exclusión de la biología general y el Árbol de la Vida es una gran paradoja en la biología. En este artículo se presenta un escenario amplio y unificador sobre el origen y la evolución de los dominios de celulares y virales que desafía las ideas convencionales sobre la historia de la vida y es compatible con un Árbol de la Vida que incluye virus. Co-evolución de los virus y sus células huésped ha dado lugar a algunos de los desarrollos más notables y las transiciones en la evolución de la vida, incluyendo el origen del ADN no codificante genómica como un dispositivo de protección contra el daño de la inserción viral. Sin embargo, uno de los principales acontecimientos fundamentales evolución impulsada por el virus fue probablemente el origen de los dominios celulares - Bacteria, Archaea y Eukarya - desde el último ancestro común universal  linaje, por la evolución de la fusión anti-mecanismos.

Origin and Cellular Evolution-Claudiu Bandea